El uso de indicadores de sostenibilidad en la gestión de destinos turísticos

El post publicado por Annie Burbano en 2009 sobre la capacidad de carga y la gestión modélica de los parques nacionales de Colombia que nos invita a conocer ha “resucitado” en estos días y está generando un intenso e interesantísimo debate sobre el control de acceso, políticas de gestión de las áreas protegidas y apertura a la actividad turística. Por ser demasiado extensa mi respuesta, he querido crear un nuevo post que complemente el anterior.

Arturo Crosby apuntaba a que la técnica de la capacidad de carga, utilizada en los años 90 se ha demostrado poco efectiva.

La OMT publicó en el año 2004 un libro titulado “Indicators of Sustainable Development for Tourism Destinations: A guidebook” (ISBN 92-844-0726-5), cuyo autor principal es el Dr. Edward W. Manning. Este libro me parece un ejercicio encomiable de compilación de buenas prácticas de planificación y gestión de todo tipo de destinos y manejo de riesgos. La OMT aboga por el uso de una serie de indicadores de sostenibilidad desde la fase inicial de planificación y posterior gestión de un destino hasta que alcanza su madurez. En la identificación de estos indicadores se recomienda desde la OMT  la inclusión de todos los segmentos económicos y sociales que conforman el destino (administración pública, asociaciones vecinales y grupos civiles, empresas turísticas, ONG’s medioambientalistas, asociaciones empresariales de explotación de recursos naturales: agricultores, ganaderos, explotación forestal…) y visitantes, que recibirán un impacto en su actividad, ya sea positivo o negativo. Después de un análisis DAFO del destino, cada uno de los stakeholders propondría una lista de indicadores que afecten a su actividad y su impacto en el medio, de manera que se consensuara una lista definitiva de los indicadores de sostenibilidad que regirán la gestión del destino desde el momento 0, en el cual se basará el plan integral de gestión que se formulará a continuación gestado con el mayor consenso posible entre las partes. Sabemos o intuimos lo engorroso que pueden ser estas negociaciones, ya que en ocasiones los intereres serán totalmente contrapuestos y probablemente esta fase llevará un tiempo bastante largo, pero está en juego la sostenibilidad del entorno a largo plazo.

En esa encuesta inicial posiblemente se propondrán hasta 200 indicadores, pero la labor de la administración competente es reducir esta lista a un máximo de 20. La selección de los criterios se guiaría por 5 principios: relevancia (algunos de los indicadores necesitarán de la colaboración de otras autoridades que no son turísticas: gestión de residuos, comunicaciones, agua…), operatividad – es decir, la capacidad para obtener datos fiables, si ya hay organizaciones que trabajan en el monitoreo de esos datos, etc-, credibilidad y objetividad de las fuentes, claridad y fácil comprensión para los usuarios, susceptibilidad de ser comparados los resultados a lo largo del tiempo.

La siguiente fase sería la implantación de los indicadores en la que decidir quién se ocupa de la compilación de datos para cada indicador, la metodología a utilizar, la periodicidad y la comunicación de los datos obtenidos (publicación del monitoreo en bruto o de las fuentes secundarias, es decir las conclusiones sacadas con la monitorización de los datos) e implantación de medidas correctoras y nuevos planes de actuación.

La OMT recomienda una serie de temas básicos sobre los cuales construir los indicadores específicos que serían en principio comunes a cualquier destino turístico:

1) Satisfacción local con el turismo

2) Efectos del turismo en las comunidades

3) Satisfacción del turista

4) Estacionalidad

5) Beneficios económicos del turismo

6) Gestión energética

7) Uso y conservación del agua

8) Calidad del agua potable

9) Gestión de residuos

10) Control de aguas fecales

11) Ordenación del territorio

12) Control estadístico de llegadas de turistas y densidad

Abro el debate a la crítica, añadir  aspectos no incluidos y a quien tenga experiencia en la gestión de destinos, los problemas que se encuentran a la hora de planificar o implementar estas u otras medidas y exponer casos de éxito y fracaso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s