Héroes de 1 metro de alto

La sonrisa de un campeón

Metro de Barcelona 8.45 de la mañana de un domingo de abril. Cientos de personas vestidas con camisetas y pantalones de deporte llenan los vagones del tren formando un alegre y multicolor mosaico de deportistas que individualmente, en grupos de amigos y/o familiares participarán en una de tantas carreras populares que se celebran cada fin de semana en esta ciudad. Mi pareja los mira quizá un poco nostálgico y me cuenta que él participó en algunas ocasiones cuando era más joven. Lo que le viene a la cabeza es la imagen de todos los corredores que iban en silla de ruedas y que subiendo al Montjuich sudaban la camiseta a fondo, pero que en la bajada volaban y derrapaban en dirección a la meta, sin miedo, casi a tumba abierta y completando una nueva prueba de superación y esfuerzo personal. Pienso en todas estas personas anónimas, héroes de una lucha cotidiana contra la limitación, que a través del deporte consiguen demostrarse a si mismos que la vida sigue con alegría, con ilusión y con humor a pesar de de las grandes dificultades.

En estos tiempos en que si miramos a nuestro alrededor vemos pocos modelos y líderes de talla y prestigio que nos sirvan de acicate para luchar, seguir adelante y no caer en la desidia, me propuse escribir una historia sobre uno de estos héroes anónimos que luchan por cumplir sus sueños y ayudar a otros en el proceso de aceptación y superación de su aparente discapacidad. Goguelito me ayuda en esta tarea y encuentro varias historias de mucho interés pero la de Cody McCasland me llama poderosamente la atención.

Cody ahora tiene 12 años y sus estadísticas son las de un auténtico crack:

– Nació con una rara enfermedad llamada agnesia sacra y antes de los 15 mese de edad, debido a su pequeño tamaño ya había pasado unas 15 veces por quirófano por problemas varios en su corazón, intestino, vesícula y sobrevivió.

– A los 15 meses de edad sus padres tomaron una decisión crucial en la vida de Cody: amputarle las piernas que sufrían de una extraña malformación que no permitían su crecimiento para que pudiera vivir con prótesis antes que condenarlo a vivir en una silla de ruedas.

– A los 5 años de edad fue el niño más joven al que se le implantaron unas piernas  ortopédicas para correr.

– Practica y compite en deportes como natación, atletismo, sledgeboard, hockey…

– A la edad de 7 años se convirtió en el portavoz de la Challenged Athletes Foundation, que ayuda a personas con impedimentos físicos a llevar un estilo de vida activo por medio del deporte.

– Ha ayudado también a soldados americanos mutilados en Afganistán a proporcionarles una esperanza, motivación y poder de autosuperación a través de encuentros y charlas.

– Su próximo objetivo es participar en los JJOO de Londres en el equipo americano de natación.

Podría seguir  enumerando más records de este simpático muchacho pero creo que son suficientes  para ayudarnos en el camino de  la superación personal y a perseguir con constancia e ilusión los objetivos que nos marquemos en la vida a pesar o precisamente por las dificultades que éstos entrañen.

Cody’s story @NBC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s